Cómo mantener limpio tu microondas

Tu horno microondas es un electrodoméstico que usas de forma diaria y al que, seguramente, no le prestas demasiada atención en lo que respecta a su limpieza. Ignoras, por lo tanto, que este aparato se puede convertir, fácilmente, en una fuente de bacterias que podrían llegar a afectar seriamente a tu salud.

Y lo peor del caso es que no se necesitan ni productos milagrosos, ni ser un experto en limpieza para mantener tu horno en perfecto estado. A continuación te ofrecemos una serie de consejos que, esperamos, quizás te sean muy útiles para conseguir que tu horno funcione como corresponde y para que no te expongas a ningún riesgo innecesario a la hora calentar tu comida o cocinar en su interior.

Productos específicos para limpiar el microondas

Existe en el mercado una serie de productos pensada para limpiar tu horno en una pasada. Echas el spray, pasas un paño húmedo y listo. Es importante recordar que estos productos son, todos, de origen químico. En todos los casos el revestimiento del horno queda impregnado por compuestos de incierto origen que terminan por afectar tanto al sabor como al olor de los alimentos y bebidas que calientes en tu horno. ¿Son desaconsejables? Si están a la venta es porque han pasado todos los controles sanitarios pero nunca olvides que lo natural siempre le ganará la partida a lo artificial.

Productos naturales para limpiar tu microondas

Veníamos comentando que la desinfección de tu horno es tu objetivo principal. ¿Cómo conseguirla? Pues a la antigua usanza.  Combina agua con limón o con vinagre, deposita el recipiente con esta mezcla en el interior del horno. Cinco minutos a máxima potencia serán suficientes. Limpia con un paño húmedo el interior del horno. Desinfección lograda con total efectividad.

Para reforzar esta acción podrías hacer lo mismo con agua y jabón lavavajillas o limpiacristales. De esta forma sí podrás limpiar tu horno correctamente y desinfectarlo.  Recuerda que la parte superior es una de las más afectadas por la suciedad. El vapor de las combinaciones ya mencionadas te ayudará a despegar la suciedad con mayor facilidad y a dejar tu horno como el primer día.

Recuerda que para sacar la suciedad debes usar un estropajo para fregar los platos y luego secar muy bien todos los restos de productos químicos con un papel de cocina o similar. No uses trapos o similares ya que dejan restos que podrían incendiarse con el uso del horno.  No temas tampoco a oler el interior del horno. Si huele al producto químico que has usado vuelve a pasar el estropajo humedecido y sécalo correctamente. No olvides que cualquier resto podrá caer en tu comida y provocar un perjuicio para tu salud.

¿Influye el tipo de horno microondas para su limpieza?

Sí. Es decir, para ahorrar tiempo limpiándolo has de escoger correctamente un modelo que observes que no tenga demasiados recovecos, que sea sencillo de limpiar y que puedas mantener de la manera arriba indicada.

¿El limón o el vinagre dañarán al horno?

No, es más, limpiarás mejor sus circuitos y notarás que funciona mejor que nunca. Recuerda que insectos como las cucarachas suelen anidar en el interior del microondas por lo que el uso continuado de estas sustancias las hará salir huyendo logrando así evitar un problema de salubridad en tu casa.

¿Cada cuánto tiempo debería limpiar mi microondas?

Una vez a la semana. Como has leído, sólo te llevará cinco minutos. Es cuestión de poner el horno en marcha, pasar un trapo y secarlo bien todo con papel. Este mantenimiento es esencial para conseguir una mayor efectividad.

¿Cómo sé que tengo que limpiar el horno?

En principio es algo que se ve a simple vista pero que también se nota. Si te das cuenta, hoy pones, por ejemplo, una taza de té durante dos minutos y  logras que el agua esté a una temperatura muy alta. Si dentro de dos semanas la vuelves a poner el mismo tiempo pero no sale tan caliente es porque la suciedad se está ya acumulando en demasía. Evita esta situación adelantándote y limpiando tu horno de forma semanal.

Estos fueron nuestros consejos. De ti depende darles uso y conseguir que tu horno vuelva a ser tan efectivo como siempre.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *